noviembre 19, 2008

Paul Diamond

Según Wikipedia,
  • Paul Diamond

"En un principio, fue compañero de Benji en el San Francis. Posteriormente, jugó con Oliver en el New Team, y se convirtió en su principal asistente tras la partida de Tom."


Para los no iniciados en la serie Campeones, la definición que acabo de poner puede sonar a cualquier idioma ininteligible. Los fanáticos, sin embargo (*) recordarán a Paul Diamond como uno de los grandes secundarios que nos dejó la serie japonesa.

Si recordáis, Oliver y Benji, protagonistas de la mítica serie, antes de ser compañeros, fueron rivales. El enfrentamiento de ambos, en el mítico Niupi-San Francis, dio lugar al primer gran partido que vivimos los seguidores de la serie. Aquel partido nos trajo el primer arrebato épico de Oliver, la aparición mesiánica de Tom Baker, o el guiño al catenaccio que supuso la estrategia de la Jaula (**). De lo que no todos se acuerdan es que, en las filas del San Francis, el mejor jugador de campo se llamaba Paul Diamond.

Paul era un jugador con clase, calidad y presencia. Tenía categoría suficiente como para dejarse notar en cualquier partido. Siempre se le veía lanzando los contraataques, ayudando en defensa, acompañando la llegada, y dando pases llenos de calidad. Todo ello hizo que, en las pruebas para conformar el equipo del New Team (***), la ayudante del entrenador dejara una sentencia para la historia: "qué bien se entienden Oliver y Paul". Yo, a mis escasos ocho años, vi la luz. Los genios se buscan entre ellos, y acaban encontrándose. Oliver y Paul, como genios que eran, se encontraron, y formaron una sociedad inquebrantable, tristemente ensombrecida por el enfoque mitómano que adoptó la serie, y que borró el recuerdo de jugadores tan valiosos como el que aquí reivindicamos.

Paul, durante la serie, fue obsequiado con migajas en términos de gloria, pero aquí estamos para rescatarlas del olvido. El inolvidable número 8 del New Team fue, en una demostración de picardía, el autor de uno de los cinco goles que, durante el Campeonato Nacional, su equipo endosó al orondo Teo Sellers (****). También fue el autor de un espectacular cabezazo en plancha ante el correoso Flynet de Philip Callaghan, que acabó resultando clave para que su equipo alcanzara su tercera final consecutiva contra el Tohu de Mark Lenders. Lamentablemente, a Paul se le negó la gloria en otras ocasiones. Recuerdo una, especialmente. La final contra el Tohu estaba reservada a Oliver Atom, y a los creadores les resultó inconcebible que un disparo certero y perfecto de Paul Diamond pudiera acabar en gol. Ed Warner, el acrobático portero del Tohu, no pudo llegar al balón. Éste se fue fuera por escasos centímetros. Los mismos que imposibiltaron que Paul Diamond fuera recordado como lo que fue realmente : el escudero de Oliver Atom, y la estrella silenciosa del New Team.

________________

(*) Entiéndase como fanáticos aquellos que crecieron creyendo que podían ejecutarse chilenas acrobáticas elevándose cinco metros sobre los demás, o que las redes de las porterías podían ser destrozadas por el impacto de un tiro supersónico

(**) Estrategia rastrera, dirigida por el capitán del San Francis, Benji Price, destinada a conservar el pírrico 2-1 con el que dominaban el marcador, y que consistía en pasarse el balón unos a otros, creando una jaula en la que era casi imposible recuperar el balón.

(***) Equipo resultante de la selección de los mejores jugadores del San Francis, el Niupi y otros equipos de la ciudad para competir en el Campeonato Nacional.

(****) Portero de enorme envergadura, capaz de ocupar toda la portería con su tamaño, y casi imbatible para los delanteros rivales.

11 comentarios:

Héctor dijo...

Impresionante artículo, Ángel. Me has recordado aquellas maravillosas tardes después del colegio, pegado a la tele para ver los interminables partidos de la serie, con sus campos esféricos, su tiro del tigre y sus tácticas imposibles.

Que tu próxima reflexión sea sobre Chicho Terremoto, por favor.

Un saludo.

Tramoyista dijo...

Leyendo el artículo recordaba las tardes que hemos pasado mi hetrmano y yo pegados a la tele viendo Oliver y benji; y las que he vuelto a pasar viendolo con mis sobrinos; pero según iba leyendolo recordaba también la serie de Chico Terremoto, que era la que se basaba en el baloncesto.


Así que simplemente estoy de acuerdo con Hector.

Santiago dijo...

Este post es excelente. Tengo 24 años y soy fanático de super campones, y el pobre Paul Diamond se merecía algo más de lo que los creadores de la serie le dieron.

Anónimo dijo...

Oh, joder, no solo es mi jugador favorito sino mi amor. Mi nombre artístico tiene su apellido.

Personalmente pienso que siempre estuvo a la sombra porque los creadores estaban empachados de Oli, así que crecí odiando a este horrible chupóptero.

Sus goles se convertían en milagros porque al parecer el gol solo estaba reservado a unos pocos.

Paul Diamond (Mamoru Izawa) FOREVER

Anónimo dijo...

Buenas! Genial artículo. Te ha faltado decir que jugaba con la todopoderosa selección japonesa, y era titular indiscutible.
Un saludo.

Llochua dijo...

No puedo estar más de acuerdo, el Xavi de Nankatsu.

Anónimo dijo...

Si eres unfan del personaje, te recomiendo esta página.

Ariel Piñeiro dijo...

¿Alguien recuerda en que episodio lo mencionan como la combinación con Oliver después de que Tom se va?

Anónimo dijo...

yo recuerdo que en el partido contra Fulano el periodista de lentes oscuros dijo "los equipos están parejos, pero la diferencia la hace Paul Diamond que puede armar un juego ofensivo en la mitad del área" siempre fue mi jugados favorito.

rocio dijo...

Paul diamond es mi jugador favorito es increible los disparos q ase en los partidos pero uo queria q salga en la seriecomo el 2 do mejor jugador de japon

saikop dijo...

Uno de mis favoritos, con Tom y Callaghan.